Páginas vistas en total

domingo, 24 de noviembre de 2013

Recomiendo novela!

Hola a todos! Me pidieron que recomiende esta novela romántica janetamelierose.blogspot.com :) Que anden bien. Un beso grande.

domingo, 20 de octubre de 2013

Novela laliter. Capítulo 70


Cap.70:

Un mes después...

Cuenta Lali:

Parada frente al espejo grande que tenía en el departamento, en el cual me podía ver cuerpo entero. Miraba mi reflejo y todo me parecía un sueño. Llevaba puesto un largo vestido blanco, un vestido de boda. Mi hermosa panza resaltaba, tenía mis dos manos apoyadas en ella mientras mis ojos se posaban en mis ojos y trataba de contener las lágrimas para que no se me corra el maquillaje. Miles de emociones recorrían mi ser, me encontraba muy feliz. 


Cuenta Peter:

Había llegado el día. Tanta era la felicidad, que sentía una sensación en el estómago y me costaba un poco respirar. Me encontraba en la Iglesia con los invitados y a unos minutos de que llegara mi futura mujer. Eran demasiados cambios en poco tiempo, pero eran positivos y me generaban alegría. Mis papás estaban un poco emocionados y mis hermanas estaban contentas. Alai había venido junto con Stéfano. 


Cuenta Lali:

Mi mamá se me acercó y no pude evitar abrazarla. No podía creer que tengamos una buena relación y que haya viajado para estar conmigo en este día tan especial. Más allá de todo, la quería demasiado. Era momento de partir rumbo a la iglesia donde le iba a dar el "sí" al amor de mi vida. Bajamos y un auto antiguo me estaba esperando en la puerta, me subí. En el trayecto iba mirando por la ventanilla y observaba como las personas que me veían pasar cerraban los ojos y pedían un deseo. Y yo, desde lo más profundo de mi alma, deseaba que se les cumplan así como yo estaba cumpliendo el mío. 


Cuenta Peter:

La música comenzó a sonar y mi corazón empezó a latir cada vez más fuerte. Mi mirada se posó en esa puerta que de repente se abrió y entró ella, vestida de novia, acompañada por su papá. Todas las miradas se centraron en ella y yo no podía dejar de admirar su belleza y esa panza en la que se encontraba el otro amor de mi vida, mi hija. 


Cuenta Lali:

Ingresé a la iglesia y ahí lo vi, parado en el altar, con su traje negro. Me preguntaba como era posible amar tanto a alguien. En el camino al altar se me pasaron por la mente las imágenes de todos los momentos vividos con él, mientras mi mirada no se podía despegar de la suya. Y llegué hasta él y me quedé a su lado mirando al sacerdote. 


Cuenta Peter:

Me preguntaban si la aceptaba como mujer, como esposa. ¿Y cómo no iba a aceptar? Si cada vez que la miraba a los ojos la quería abrazar y no soltarla más. Si cada vez que la besaba me sentía el hombre más feliz de la tierra. Era un "sí, acepto" seguro y sin arrepentimiento.


Cuenta Lali:

Me preguntaban si lo aceptaba como marido, como esposo. ¿Y cómo no iba a aceptar? Si cada vez que me abraza o me acaricia siento que somos uno. Si me dio el regalo más lindo que es la nena que llevo en la panza. Era un "sí, acepto" para toda la eternidad. 


Cuenta Peter:

La miré a los ojos y me aferré a sus labios. Me sentía tan completo, tan feliz. La amaba con toda mi alma y no me quería alejar más.


Cuenta Lali:

Quería congelar este momento y que durará para toda la vida. Lo besé y lo abracé con fuerzas. Y lo amaba, lo amaba como nunca imaginé. 



Un mes después...

Cuenta Peter:

Llegó Ángela al mundo y apenas la vi sentí un enorme deseo de tenerla en mis brazos. Hace meses deseaba conocerla. Me quedé embobado mirando a esa beba y no podía explicar con palabras todo lo que sentía. Estaba en el sanatorio junto a mis dos amores. Ya había conseguido trabajo y sabía que estaba en condiciones de mantener a esta hermosa familia. 


Cuenta Lali:

La tuve en brazos por primera vez y es inexplicable lo que sentí. Es único, es maravilloso. Apenas la vi, llorando, se me paró el mundo. La apoyé en mi pecho y se calmó. Era hermosa, era como me la imaginé. No podía creer todo esto que me estaba pasando, mi corazón explotaba de alegría. Lo miré a Peter y luego la miré a ella y supe que íbamos a ser una familia feliz.
Y hoy miraba para atrás y entendía que todo lo que me había pasado, había sido por algo. Y a pesar de que la vida muchas veces nos separó, el destino nos volvió a juntar. Hoy estaba segura que este amor era verdadero y eterno. Y también sabía que las despedidas son promesas de reencuentros...

-FIN-


LEAN! Y llegó el final. Muchísimas gracias a todas por leer la nove, tanto a las que me acompañaron desde el principio como las que se fueron sumando en el camino. También gracias a las que comentan siempre, por la buena onda y por estar; saben que leerlas me encanta. Quería disculparme por haber abandonado la nove bastante tiempo, pero había estado complicada. Y volví porque no se merecían que la abandone y las deje sin saber qué pasaba después. Gracias a las que me entendieron, y a las que se enojaron bueno, perdón y decirles que las comprendo. Me encanta escribir, es algo que realmente amo, y se que no lo hago perfecto y me falta mucho por mejorar, pero intento hacerlo lo mejor que me sale y me alegra que les guste. ¡Muchas gracias y hasta siempre!


IMPORTANTE! Me gustaría que después de leer esto, se tomen unos segundos y me dejen un comentario contando que les pareció la nove y que les pareció el final también. Acepto todo tipo de comentario, háganlo con sinceridad. Las críticas también son bienvenidas, ayudan al crecimiento. Les deseo lo mejor. Besos y gracias!



GRACIAS POR LAS 83.814 VISITAS!

martes, 15 de octubre de 2013

Novela laliter. Capítulo 69


Cap.69:


Cuenta Lali:

Nos estábamos preparando para ir a cenar a lo de Nico. Tenía demasiadas ganas de ver a los chicos. Peter se vistió con un jean y una camisa y me comentó que capaz después íbamos a bailar. Así que me puse un vestido que me compré en España, en el que entraba perfectamente mi panza. 


Cuenta Peter:

Era una de esas noches que uno sabe  que van a ser inolvidables, que va a marcar un antes y un después. Fuimos con el auto. Llegamos antes que el resto y cuando tocaron el timbre, que casualmente vinieron todos juntos, le pedí a Lali que se vaya a esconder a la habitación. Fueron ingresando de a poco y me abrazaban, ya que hace dos meses no me veían.

-Buena winner- me dijo Agustín dándome una palmada en la espalda-¿Cómo jugaste al rugby allá?

-Bien, ganamos el torneo-le respondí-No sabes lo que es jugar allá, una experiencia única, ahora en un rato te cuento.

-Se te extraño, che-acotó Victorio-Y me dijeron que volviste acompañado.

-¡Ay es verdad!-reaccionó Candela-¿Dónde está mi amiga?-agregó refiriéndose a Lali

-Ahora les digo, pero primero necesito que se pongan todos juntos y se sienten-les indiqué

Me hicieron caso y se sentaron algunos en el sillón y otros trajeron sillas. Yo buscaba las palabras indicadas y ellos se ponían impacientes. Los únicos que estaban tranquilos eran Euge y Nico, que claramente ya sabían todo.

-Cuanto suspenso-acotó Rocío

-Si mal, habla de una vez por todas-agregó Gastón

-Lali está acá pero antes de que la vean necesito adelantarles que está cambiada-empecé a decir-Hace más de seis meses que no la ven y ya no está igual. Tiene un cambio que no es específicamente estético, sino más bien físico pero que...

-Ay Peter, redondea-saltó Candela

-Pero déjame terminar-le respondí-Como decía antes, es un cambio que a su vez genera un cambio en su vida, ella está en el comienzo de una nueva etapa.

-Se entendió bárbaro-dijo Agustín irónicamente 

-Yo lo único que entendí es que tiene un cambio, ya que repetirte esa palabra mil veces-acotó Candela

-Chicos, déjenlo terminar de hablar-se metió Eugenia

Me los quedé mirando y vi como toda su atención se centraba en mi. Los notaba muy intrigados, aunque algunos no habían entendido nada.

-Tiene un cambio que también me involucra a mi-agregué-Pero bueno, veo en sus caras que algunos no me están entendiendo nada, así que mejor véanlo con sus propios ojos.

La llamé a Lali para que aparezca.


Cuenta Lali:

Me acerqué y todos se me quedaron mirando. La expresión de asombro que tenían todos era inexplicable. De repente Candela nos aturdió con un grito y vino corriendo a abrazarme. De a poco se fueron levantando todos y acercándose a felicitarme.

-Bueno, a mi también felicítenme- acotó Peter- Voy a ser papá, che.

Cenamos y luego nos separamos por grupitos para hablar.


Cuenta Peter:

Después de contarle a los chicos todas las anécdotas de los partidos de rugby, me acerqué a Lali, que se encontraba contándole a sus amigas sobre el embarazo y de cómo se iba a llamar la nena.

-Mi amor, necesito que me acompañes a un lugar ahora- le dije- Es una sorpresa.

-¿Pero a donde?- se interesó

-Vos confía en mí- le dije saludando a todos y haciendo que ella me siga hacia la puerta

La agarré de la mano y subimos al auto. En el trayecto eligió música y por momentos se interesaba en saber a donde estábamos yendo, pero no le pensaba decir.


Cuenta Lali:

Me daba curiosidad saber a donde me estaba llevando, pero intenté relajarme. De repente el auto se frenó y bajamos del auto. Se puso detrás mío y me tapó los ojos con sus manos. Me dejaba guiar por él y caminamos un poco. En un momento me hizo frenar y me destapó los ojos. Estábamos como en un bosque, miré para arriba y me di cuenta que era luna llena.

-Ya te traje antes a este lugar- me dijo parándose enfrentado a mí

-Pero no de noche- le dije observando la luna- Me encanta.

-Tenía ganas de estar acá con vos, solos, en este lugar- acotó

-Cualquier lugar me encanta, mientras estés a mi lado- le dije y sonreí

-Tengo algo muy importante que decirte- me dijo de repente mirándome a los ojos

-¿Qué?- me interesé

-Conocerte fue una de las mejores cosas que me pasaron. Cuando te conocí y te miré a los ojos sabía que no me quería alejar, sabía que quería estar con vos. Y después nos separaron y te extrañé demasiado. Llegué a pensar que no te iba a volver a ver. Estuve triste un tiempo y luego tuve otros problemas y caí en el alcohol- me empezó a decir

-¿Te volviste alcohólico por mi culpa?- le pregunté- Siempre quise saberlo

-No, que te hayas ido influyó, pero no fue sólo por eso- me respondió- Cuando volviste se me paró el mundo. Nunca creí que me iba a enamorar tanto, jamás pensé poder amar tanto a alguien. Estoy con vos y soy el hombre más feliz del mundo. Sos la única persona que pudo salvarme, que pudo alejarme del alcohol- agregó sin sacarme sus ojos de encima de los míos.

-Te amo más que a nada en este mundo, mi amor. Me haces muy feliz. Estaba muy mal en el momento que te conocí, mis papás se vivían peleando y me mandaron a ese pupilo, del cual me rescataste. Amaba pelearte porque no quería aceptar lo que me pasaba con vos. Te tenía en frente y quería abrazarte y nunca alejarme de vos, lo mismo que siento ahora- le dije


-Te amo para siempre. Y estoy feliz de que seas la madre de mi hija- me dijo – Pero no sólo quiero que seas eso- agregó agarrándome la mano

Me lo quedé mirando, tratando de descifrar lo que me decía con su mirada.

-Quiero que seas mi mujer, mi esposa- me dijo haciendo una pausa- Lali, ¿Te queres casar conmigo?- agregó sacando un anillo del bolsillo

Se me pusieron los ojos llenos de lágrimas. No podía amarlo tanto.

-Si, mi amor. Quiero casarme con vos- le dije agarrando el anillo

-Te amo, mi amor. Te amo demasiado- me dijo y se aferró a mis labios

Nos besamos con mucho amor bajo la luz de la luna.  



Información! Ahora sí, estamos a nada del final. Ya el próximo capítulo es el último. Desde ya gracias a todas las personas que me vienen acompañando desde el principio y también a las que se fueron sumando en el camino. Gracias por la buena onda y por leer la nove. Que tengan una hermosa semana. ¡Hasta el próximo capítulo!



ANTEÚLTIMO CAPÍTULO